Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FaceBookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.consejos.com.mx/ >Tu salud>Año sabático>
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Año sabático

La palabra sabático se deriva del hebreo shabbat que significa "el día de descanso" refiriéndose al sábado.
Los hebreos también se tomaban el séptimo año de la cosecha para el descanso, era una costumbre agrícola muy respetada que consistía en dejar la tierra sin trabajar para su reposición después de 6 años dando fruto.

Y así como se deja reposar una tierra para ser más productiva, lo mismo sucede con nuestro cuerpo y mente al darle un tiempo de descanso para su recuperación.

Un año sabático es pues un período de doce meses consecutivos en los que uno se libera voluntariamente de sus actividades laborales o académicas para poner en marcha sus intereses personales.

Quizás pensemos que esto es una locura, imposible de realizar por que tendríamos que abandonar nuestro trabajo y por lo tanto dejar de percibir un sueldo, descuidar la escuela o la familia, sin embargo es posible ya que no se trata de ocupar ese tiempo para hacer nada o realizar largos y costosos viajes a lugares exóticos; un año sabático cntempla el descansar realizando otras actividades que nos gustan y para las que generalmente no tenemos tiempo.

¿Qué se puede hacer durante un año sabático?

  • Convivir más con la familia y los amigos.
  • Participar en campañas ecológicas.
  • Integrarse a grupos de ayuda para poblaciones alejadas y en condiciones de pobreza.
  • Atender a niños huérfanos, gente enferma, a los ancianos.
  • Compartir tus conocimientos en comunidades alejadas y en condiciones vulnerables.
  • Aprender de otras culturas.
  • Tomar un curso de idiomas, arte, cocina, etc.
  • Aprender algún oficio.
  • Actualizarse profesionalmente.
  • Adquirir experiencias en otros campos profesionales.
  • Trabajar en otro país.

¿Qué beneficios tiene tomarse una año sabático?

  • Mejora la salud.
  • Te recuperas del desgaste laboral, académico.
  • Se tiene la oportunidad de desarrollar nuevas habilidades. Quienes se encargan de la organización y gestión de años sabáticos afirman que acabada la experiencia, los empleados vuelven con mayor energía, son mucho más creativos y aportan nuevas ideas que pueden aplicar a sus trabajos.
  • Te ayuda a reflexionar y aclarar lo que quieres hacer con tu vida.
  • Un año sabático te puede hacer una persona más consciente, tolerante, madura, solidaria.

Cómo planear un año sabático

Una vez que has decidido tomar un año sabático empieza a organizarlo.

- Elije una fecha de salida y el tiempo que estarás de descanso para que puedas agendar todas tus actividades.

- Define tu situación laboral, si deseas o no regresar al trabajo actual e investigar si es posible que la empresa te ocupe a tu regreso.

- Antes de dejar tu trabajo actualiza tu currículum por si es necesario utilizarlo.

- Tomar un año sabático no es algo que se decida de la noche a la mañana, se necesita tiempo para su planificación (1 o 2 años) donde se incluya un plan de ahorro para cubrir los gastos.


La clave para hacer un paréntesis en nuestra vida y gozarlo se centra en las razones del porque queremos tomarnos ese descanso prolongado, desde luego su planeación, hacerlo voluntariamente y tener la certeza de que será positivo para nuestra vida al reforzar la formación personal.

Política de Privacidad Contacto