Logo Clubplaneta
COMPÁRTENOS
FacebookTwitterGoogleCorreoPin it

Buscar en el portal
Esquina
www.consejos.com.mx/ >Belleza>Después de ser madre>Estrías y várices
Esquina


Publicidad

Publicidad



Publicidad

Estrías y várices

Con el embarazo nuestro cuerpo crece por lo que la piel se estira para acomodarse al nuevo volumen; la piel es muy elástica y puede tolerar el estiramiento, pero cuando este estiramiento se prolonga las capas profundas de la piel se rompe y las estrías son la prueba de esta ruptura.

La prevención y eliminación de las estrías son difíciles, sin embargo el uso de lubricantes naturales antes y después del embarazo como el de la rosa mosqueta, el aguacate o los aceites de oliva, almendra, coco, ricino y otros ayudan a mantener la piel humectada.

Si quieres resultados más rápidos y eficientes se puede recurrir a tratamientos clínicos como la microdermabración, una técnica muy efectiva que utiliza cristales minúsculos que exfolian la piel a niveles profundos, mejorando la producción de colágeno y el tono de la piel. Para que este tratamiento de resultados, se necesitan varias sesiones.

El láser es otra solución contra las antiéstéticas estrías. Son tratamientos cortos, indoloros y no dejan cicatrices. El rayo láser penetra en la piel provocando que su calor aumente la elasticidad más no reparan la ruptura del tejido de la piel, es por ello que dermatólogos recomiendan la combinación de tratamientos láser y tratamientos con resultados más efectivos.

Las molestas várices es otro recuerdito que nos deja el embarazo, ya que el peso del útero comprime las venas que circulan por el abdomen, produciendo un aumento del volumen sanguíneo en la zona de las piernas, lo que favorece su aparición.

Hoy en día existen nuevos tratamientos médicos para mejorar o eliminar las venas varicosas, se recomienda por ejemplo el uso de medias elásticas sobre todo en casos leves, los tratamientos láser o los masajes profesionales puesto que mejoran la circulación y provocan la eliminación de toxinas.

Complementa tu acción contra las várices tomando baños de agua tibia y fría (siempre al final se debe usar agua tibia), ya que ayudan a activar la circulación.

Consume una dieta baja en grasa y sal pero rica en fibra, además de por supuesto tomar bastante agua.

La yoga y otros tipos de ejercicio que requieren estirar los músculos ayudan a mantener las piernas en forma y eliminar las várices.

En casos de que las venas estén rojizas o acompañadas de mucho dolor se debe buscar atención medica.

Celulitis y manchas en la piel

Después de ser madre
Belleza

Política de Privacidad Contacto