Canales
Trabajo
Economía
Buscador
Profesiones
Amor
Pensamientos
Chistes
Foros
Visita México
Coleccionismo
Musica
Top10
Lencería
Futbol
Consejos
BlogExperto
Salud
Computación
Peques
Revista
Cocina
Bar
Noticias
Zarlene




 
La Influenza, las causas


 
Google

La Influenza, las causas

Quiero compartir contigo la siguiente reflexión de Harumi Puertos, terapeuta de reiki, sobre lo que hemos vivido en México estos días con relación al virus de la influenza. Ha sido editado para efectos de espacio. Agradezco a nuestro amigo Carlos Robledo el haberlo compartido.

Queridos amigos: Cuando el pasado mes de julio tuvimos la oportunidad de estar en la Ciudad de México, tuvimos la oportunidad de platicar con el grupo que se formó aquella vez sobre la densidad que percibimos en la ciudad. Sabemos que estamos justamente en tiempos de transformación y en la Ciudad de México había mucho que transformar. Solo que no sabíamos la forma ni el propósito en específico. De manera psicosomática, los resfriados o gripes aparecen cuando una persona ha llegado al límite de sus fuerzas, al límite de cargas que puede sostener, al límite de responsabilidades que puede cumplir. La gripe se presenta cuando todo nuestro sistema requiere poner un freno al ritmo de vida que se lleva, pero no se lo permitimos. Nuestro sistema nos obliga a frenar por medio de la enfermedad.

No es extraño que un virus de esta magnitud caiga justamente ahí, la ciudad donde más estrés, tensión y miedo existe. Donde la mayor parte de las personas han quedado atrapadas en un sistema de vida suicida, donde se dedica la mayor parte a trabajar bajo horarios extremos. La ciudad donde más tiempo se le dedica a los traslados, dos o tres horas para llegar a un lugar, mientras se viaja con el temor de ser asaltados o secuestrados. No es raro que el virus se instale en una ciudad donde no hay forma de purificación pues nuestra conexión con el Universo está cubierta del denso smog y al mismo tiempo, el mismo smog deja atrapadas las energías del miedo y el estrés dentro de la ciudad sin posibilidad de liberarse. La desconexión existente es verdaderamente grande a causa de estos factores.

Todo ha estado encapsulado por tanto tiempo que era inevitable un proceso de liberación. Los habitantes de la Ciudad de México están esclavizados a un sistema del cuál parecen no poder encontrar salida y solo un medio de esta magnitud puede ser capaz de obligar a ver hacia dentro de si mismos. No es raro que las vacunas no funcionen y que los medicamentos no sean suficientes, este tipo de afecciones no se curan con vacunas ni médicos exige una transformación de fondo. No hay vacuna que nos prevenga porque el propósito no es liberarnos de una gripe mayor, el propósito es liberarnos de la esclavitud.

La mejor forma de prevenir que el virus se extienda y se convierta de verdad en pandemia es tomar conciencia de que ya no es posible sostener un ritmo de vida basado en el sacrificio, la esclavitud, el miedo y el estrés. Es urgente idear cambios y alternativas, reestructurar nuestra vida y conectar con nuestro verdadero propósito de vida, el cual no es justamente la obtención del dinero por dinero. Hace falta conectar con nuestra esencia y nuestra naturaleza, que no es precisamente la necesidad de trabajar para obtener artículos y lujos fatuos e innecesarios. La influenza nos obliga a respetar nuestra individualidad y soltar acciones que obedecen a la "influencia" de los demás (familia, sociedad, medios de comunicación, jefes, gobierno, etc.).

¿Qué podemos hacer al respecto? Reflexionar: Si consideras que estás dentro del grupo de personas que viven un ritmo acelerado de vida, en base al sacrificio, la esclavitud, generando grandes dosis de estrés, detente y toma conciencia de ello. La toma de conciencia es la única medicina preventiva viable en estos momentos. Enviar luz: Si no estás dentro del grupo, entonces envía luz a la Ciudad de México y a toda la República Mexicana, ya sea Luz en intención, por medio del pensamiento, [la oración], la meditación o energías como el reiki.

Tomar medidas oportunas: manténte informado y sigue las instrucciones pertinentes para este caso. De ninguna manera debemos descartar vacunas, médicos ni información de los medios. La influenza es solo un proceso de transformación para generar luz donde hay obscuridad, en la medida en que conectemos con nuestras necesidades esenciales, esta crisis se detendrá.

Me gustó mucho este mensaje de Harumi Puertos por su equilibrio: no exhorta a hacer como la avestruz e ignorar lo que sucede, sino que invita a ser cautos, y al mismo tiempo nos invita a hacer una reflexión profunda, que puede resultar en un cambio radical de vida. Creo que el cambio aplica para la Humanidad entera. La Ciudad de México es sólo el ejemplo, o el pretexto, para que cambiemos todos, sin importar donde nos encontremos geográficamente. El mensaje es claro: hay que orientarnos, de forma consciente, hacia la libertad, la luz y la vida, como forma de ser y como estilo de vida. Esto no va a suceder pasivamente, hay que buscarlo de forma activa, con mayor razón, a partir de ahora.

Sesiones y terapeutas | El Reiki

Envia esta página a un amigo

 

Canales
Trabajo
Economía
Buscador
Profesiones
Amor
Pensamientos
Chistes
Foros
Visita México
Coleccionismo
Musica
Top10
Lencería
Futbol
Consejos
Blog Experto
Salud
Computación
Peques
Revista
Cocina
Bar
Pronósticos
Traductores

Política de Privacidad    Patrocinadores    Sitio desarrollado por CAD SA de CV    Anúnciate aquí    Sitio hospedado en...